¿Has notado un cambio de tonalidad en tus piezas dentales? Es posible que te encuentres en un proceso de pérdida del blanco natural de tus dientes. Aunque no sea la mejor de las situaciones, no debes alarmarte en exceso, el propio paso del tiempo afecta a tus dientes blancos, así como otra serie de factores que te mostraremos en este artículo.

Si has advertido el cambio de tonalidad en tus piezas dentales, has comenzado el primer paso para recuperar el blanco natural de tus dientes. Para conseguir recuperarla al 100%, además de seguir los consejos que te facilitamos en este artículo, debes acudir al odontólogo para que analice el origen de este cambio y te recomiende el mejor tratamiento para tu caso.

¿Por qué los dientes pierden el tono blanco?

La pérdida del blanco natural de los dientes se debe a múltiples factores, desde el consumo de ciertos alimentos, problemas de higiene bucal, factores genéticos o el mero paso del tiempo. Todos estos factores, y otros adicionales, atacan día a día al esmalte dental, haciendo que poco a poco pierda el blanco natural de sus dientes.

A modo de síntesis, entre los factores más comunes que afectan a la pérdida de tonalidad blanca y a la aparición de manchas en las piezas dentales se encuentran:

  1. Deterioro del esmalte dental.
  2. Alimentos ácidos.
  3. Cepillado con fuerza excesiva.
  4. Bruxismo.
  5. Consumo de alimentos como café o alcohol.
  6. Tabaquismo.
  7. Descalcificación de las piezas dentales.

Escala de tonalidades de blancos en los dientes

Dentro del blanco natural de los dientes, existe una clasificación por la que se pueden agrupar en varios rangos:

  • A – marrón rojizo.
  • B – rojizo-amarillento.
  • C – grisáceo.
  • D – gris rojizo.

Escala de tonalidades de blancos en los dientes

Cada uno de estos cuatro rangos se subdivide en 4 subrangos, clasificados del 1 al 4 según las distintas tonalidades.

Se estima que en torno al 70% de la población se encuentra en una tonalidad dentro del grupo A, concretamente en el subrango A3.

Consejos para mantener tus dientes blancos

De manera adicional y preventiva, existen una serie de consejos y acciones que puedes realizar e incorporar a tu día a día para mantener tus dientes blancos y sanos.

¡Toma nota!

1.- Cuida la limpieza bucal

La higiene bucodental es el factor determinante para paliar y evitar la aparición de numerosos problemas de salud bucal, entre los que se incluye la pérdida del brillo de del blanco natural de tus piezas dentales.

Recuperación de dientes blancos

2.- Ojo con la alimentación

Como te expusimos anteriormente, el consumo de ciertos alimentos favorece la decoloración o amarilleado de los dientes, haciendo que pierdan su tonalidad blanca. Algunos de los alimentos que favorecen este factor son el café, el té y alimentos ácidos como naranjas, remolachas o frambuesas.

Los refrescos carbonatados, así como las bebidas energéticas, que son de consumo habitual por la población, también afectan al esmalte dental.

3.- Añade alimentos “blanqueadores”

En nuestro blog ya te hemos demostrado que existe una serie de alimentos buenos, que cuidan y protegen tus dientes. De igual manera, existen otra serie de alimentos con los que favoreces el cuidado del esmalte dental, así como el blanqueamiento de las propias piezas dentales.

Algunos de estos alimentos “blanqueadores” son:

  • Brócoli.
  • Apio.
  • Manzanas.
  • Fresas.
  • Lácteos.

¡Ojo! Estos alimentos no se van a encargar de devolver el blanco natural a tus dientes, para ello debes cumplir con una correcta higiene bucal y otra serie de factores. No son productos milagro.

4.- Cambia de cepillo dental

El cepillo dental es una herramienta de uso diario, por lo que está expuesto a un desgaste continuo con cada uso que le demos. Debido a ello, además de la acumulación de bacterias que se pueda generar, se debe cambiar con frecuencia de unos 3 meses, tanto en los manuales como en los eléctricos, para los que únicamente habrá que cambiar el cabezal.

5.- Utiliza hilo dental

La placa bacteriana, así como los restos de alimentos, se pueden almacenar con gran facilidad entre las piezas dentales. Para eliminarlos, la mejor solución, junto con el cepillado dental, es la utilización de hilo dental, el cual puede adentrarse en los espacios interdentales eliminando la mayoría de restos y la acumulación de placa.

6.- No cepilles con excesiva fuerza

El ejercer demasiada presión sobre las piezas dentales durante el cepillado aumenta el desgaste del esmalte, afectando a la tonalidad de las piezas y fomentando la aparición de enfermedades como caries dentales o periodontitis.

7.- Cuida la higiene de la lengua

Aunque no te hayas dado cuenta, la mayoría de cepillo dentales cuentan con una zona de goma en relieve justo en el reverso de las cerdas del propio cepillo. Esta zona está diseñada para ayudarte con la limpieza e higiene de la lengua, favoreciendo la eliminación de bacterias.

Recupera el blanco de tus dientes con un blanqueamiento dental

Para aquellos casos en los que ya se ha perdido parte del blanco natural de los dientes, la mejor opción existente en la actualidad es el blanqueamiento dental. Se trata de un procedimiento seguro e indoloro para el paciente.

Tratamiento de blanqueamiento dental en Málaga

Puedes consultar nuestro artículo sobre el blanqueamiento dental para obtener más información sobre él.

Acude a un odontólogo para analizar tu esmalte dental

Como has podido comprobar, existe una gran cantidad de factores que afectan a la tonalidad y al estado de tus dientes blancos. En Rubal Dental llevamos a cabo numerosos procesos de blanqueamiento dental en nuestra clínica dental de Málaga, donde analizamos el origen de la pérdida de tonalidad y ajustamos el tratamiento para conseguir los mejores resultados.

No dudes en contactar con nosotros y solicitar una cita con el odontólogo para recuperar el blanco de tus dientes.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)