El cepillo de dientes es un elemento de higiene básico que se utiliza a diario. Por este motivo, el cepillo tiene una gran importancia, especialmente a la hora de sustituirlo o de valorar cuál es el tipo de dureza que necesitamos.

Cada dentadura, o simplemente el tratamiento al que te estés sometiendo actualmente, afecta a tus piezas dentales y puede precisar de la utilización de un tipo de cepillo de dientes u otro.

En este artículo vamos a profundizar en los distintos tipos de cepillos de dientes que puedes utilizar, aunque te recomendamos que consultes con tu odontólogo para que te recomiende un tipo u otro.

¿Para qué sirve el cepillo de dientes?

El cepillo de dientes se utiliza para eliminar gran parte de la placa bacteriana y de restos de comida de tus dientes, encías y de los espacios interdentales.

¿Para qué sirve el cepillo de dientes?

Cabe destacar que el cepillo de dientes precisa de la utilización de productos complementarios, como son la pasta dentífrica, el enjuague bucal o el hilo dental. Sin ellos, el cepillo de dientes por sí mismo no puede eliminar toda la placa bacteriana, por lo que no evitará problemas de salud bucodental.

Si quieres conocer cómo limpiar correctamente los dientes, te recomendamos que leas el artículo que redactamos sobre ello.

Tipos de durezas de los cepillos dentales

Además de la cuestión relativa a utilizar el cepillo eléctrico o el cepillo manual, se debe analizar la dureza de las cerdas que componen al cepillo dental. Existen 4 tipos principales de durezas de cepillos dentales:

  • Extra suaves. Se trata de cepillos dentales que cuentan con cerdas muy finas y con las puntas muy pulidas. Se recomiendan para aquellos pacientes con sensibilidad dental o que se encuentren bajo algún tratamiento.
  • Suaves. Los cepillos dentales suaves son uno de los modelos más utilizados. Se caracterizan por contar con cerdas finas y blandas.
  • Medios. Cuenta con cerdas de grosor y rigidez media, siendo de los modelos más utilizados y se recomienda para personas con una salud bucodental óptima y sin problemas.
  • Duros. Cerdas gruesas y rígidas. Su uso se encuentra en desuso, ya que suelen provocar un desgaste excesivo del esmalte dental.

Cepillo de dientes eléctrico

Un cepillo dental eléctrico se basa en la utilización de una batería y de un cabezal en el que están las cerdas.

El cepillo dental eléctrico, año tras año, no para de ganar cuota de mercado y se expande a nuevos usuarios, ya que gracias a los diferentes sistemas de funcionamiento (horizontal, giratorio o vibratorio) consigue eliminar casi la totalidad de la placa bacteriana.

Cepillo de dientes eléctrico

Además de la eliminación de la placa bacteriana, este tipo de cepillos simplifica la tarea del cepillado dental, generando un desgaste menor que con los cepillos manuales y de cerdas gruesas y rígidas.

El único factor contraproducente, y que cada vez lo es menos, es su precio, que suele ser considerablemente más elevado que el de los cepillos manuales, además de la necesidad de cambiar el cabezal.

Cepillo de dientes manual

Son aquellos cepillos que empleamos de manera manual para frotar y limpiar las piezas dentales. Tanto el sentido del cepillado, como la dureza del cepillo y el tipo de pasta dentífrica, influyen en el resultado final del cepillado.

Cómo utilizarlo

Tal y como te hemos indicado anteriormente, en Rubal Dental ya hemos elaborado un artículo enfocado al uso del cepillo de dientes para eliminar la placa bacteriana. Te recomendamos que visites este artículo para adquirir la mejor técnica de cepillado dental con cepillo manual.

Cepillos según su finalidad

Cada paciente tiene una serie de requerimientos y características particulares que hacen que se necesite unos tipos de cepillo de dientes u otros. A continuación te mostramos los diferentes tipos que existen según su finalidad.

Infantiles

Tal y como su propio nombre indica, los cepillos infantiles están diseñados para los más pequeños de casa. Se caracterizan por un tamaño menor, así como por contar con cerdas suaves que cuidan de su esmalte dental.

Cepillos de dientes infantiles

Interproximales

Los espacios interdentales son aquellos que se encuentran entre una pieza dental y otra. Se trata de una de las zonas más conflictivas de la boca, ya que la placa bacteriana se acumula con gran facilidad, pudiendo derivar en numerosos problemas.

Este tipo de cepillos cuenta con un tamaño y grosor adecuado para poder acceder a estos espacios interdentales.

Periodontales

Cuando un paciente padece de enfermedades periodontales como gingivitis, retracción de encías o piorrea, el uso de cepillos dentales periodontales se vuelve fundamental. Esto se debe a que gracias a su tamaño, y composición, permiten acceder con precisión y suavidad a zonas de difícil acceso, ayudando a eliminar estas enfermedades periodontales.

Ortodóncicos

Se emplea en pacientes con tratamiento de ortodoncia. Cuenta con un diseño específico para eliminar la mayor cantidad de bacterias y restos sin afectar a los brackets ni a los arcos.

Cepillos de dientes para pacientes con ortodoncia

Posquirúrgicos

Se trata de un cepillo específico para pacientes que se han sometido a un tratamiento de cirugía oral recientemente. Son muy suaves y pequeños, evitando agredir a las piezas dentales y a las encías.

¿Cómo limpiar el cepillo de dientes?

El cepillo de dientes limpia nuestros dientes, pero, ¿cómo se limpia el propio cepillo de dientes? Esta consulta nos la realizan a menudo los pacientes más jóvenes, pero es una pregunta realmente interesante y que requiere de una respuesta para todos nuestros pacientes.

La higiene del cepillo dental es fundamental para mantener la higiene de nuestra boca y de nuestra dentadura.

Al finalizar el cepillado, debes aplicar agua caliente sobre el cepillo durante varios minutos. Esta acción la puedes acompañar de un frotado de las cerdas, ayudando a la eliminación de los restos y de las bacterias.

¿Cómo limpiar el cepillo de dientes?

Se recomienda que una vez a la semana coloques el cepillo en agua hirviendo, eliminando la totalidad de las bacterias que pudieran estar presentes.

Otras acciones que debes realizar es:

  • Dejar secar el cepillo con las cerdas hacia arriba.
  • Evitar que tu cepillo entre en contacto con otros cepillos.

Nuestra recomendación para elegir un cepillo dental

Estamos convencidos de que en más de una ocasión has comprado un cepillo dental en la farmacia sin fijarte en ninguna de sus características. Tal y como te hemos explicado a lo largo de este artículo, existen numerosos tipos de cepillos de dientes, y cada uno cuenta con una serie de características propias, haciéndolos más indicados para un paciente que para otro.

Para una correcta elección se debe tener muy presente el estado actual de nuestra salud bucodental, ya que en función de su estado se requerirá de un tipo de cepillo o de otro.

Por ello, la mejor manera de elegir el mejor cepillo dental para cada paciente es acudir a una cita con el dentista, donde se evalúe el estado de la boca y se recomiende el uso de un tipo de cepillo dental en concreto.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)