Para los que batallan con encías que se inflaman con solo mirarlas, escoger una buena pasta de dientes que actúe frente a este problema puede suponer un auténtico antes y después a la hora del cepillado. Si la inflamación de encías es severa o persistente, deberás buscar tratamientos profesionales con especialistas en periodoncia.

Pero si es leve y quiere prevenirla, ¿qué deberíamos tener en cuenta a la hora de comprar una pasta de dientes para encías inflamadas? A lo largo de este artículo lo descubriremos.

¿Por qué se produce la inflamación de las encías?

La inflamación de las encías, o gingivitis en su estado inicial, es la respuesta natural del cuerpo ante la presencia de bacterias nocivas en la boca. Este problema se manifiesta a través de síntomas tales como enrojecimiento, hinchazón, y en ocasiones, sangrado durante el cepillado o el uso de hilo dental. Si no se trata adecuadamente, puede progresar a una periodontitis, una condición más grave que afecta no solo las encías, sino también los tejidos y huesos que sostienen los dientes.

La gingivitis es usualmente el resultado de una higiene bucal deficiente, que permite que la placa dental —una película pegajosa llena de bacterias— se acumule y endurezca en las superficies dentales, convirtiéndose en sarro. La periodontitis, por otro lado, puede desarrollarse cuando la gingivitis no se trata, causando que las encías se retraigan y formen bolsas que se infectan, conduciendo a la pérdida de dientes si se deja sin atención.

Para evitar que la inflamación de las encías avance a complicaciones mayores, hay que mantener una buena higiene bucal y elegir productos adecuados, como una pasta de dientes especialmente formulada para tratar y prevenir estas afecciones.

Criterios para elegir una pasta de dientes para encías inflamadas

Cuando se trata de seleccionar la mejor pasta de dientes para encías inflamadas, no todas las opciones son iguales. A continuación, describimos los factores más importantes a tener en cuenta:

Ingredientes activos:

La elección de una pasta de dientes debe estar basada en los ingredientes activos que contiene. Estos deben ser capaces de reducir la placa bacteriana, disminuir la inflamación y promover la regeneración de los tejidos gingivales. Los veremos más adelante en profundidad.

Ausencia de irritantes:

Algunos componentes habituales en las pastas dentales pueden ser irritantes para las encías ya inflamadas, como los lauril sulfatos de sodio (SLS), que se utilizan como agentes espumantes. Si tus encías son particularmente sensibles, puede ser beneficioso buscar fórmulas sin SLS o con agentes suavizantes como el aloe vera, que ayuda a calmar los tejidos irritados.

Recomendaciones de profesionales:

Las recomendaciones de dentistas y ortodoncistas son un buen punto de partida en su búsqueda de la pasta de dientes correcta. Productos que cuentan con el respaldo de asociaciones odontológicas o que han sido sometidos a estudios clínicos aportan una capa adicional de confianza en su efectividad.

Formulaciones específicas:

Algunas pastas de dientes están diseñadas específicamente para tratar problemas de encías, como la gingivitis o la periodontitis. Estas formulaciones incluyen ingredientes que no solo limpian los dientes, sino que también tratan las encías inflamadas y ayudan a mantener las bolsas periodontales limpias.

Ingredientes clave en la pasta de dientes para encías inflamadas

Ingredientes clave en las pastas de dientes para encías inflamadas

Estos son algunos de los compuestos más importantes de las pastas de dientes para encías inflamadas y cómo contribuyen los mismos a la salud bucodental:

Clorhexidina:

La clorhexidina es reconocida por sus propiedades antimicrobianas. Actúa reduciendo significativamente la cantidad de bacterias en la boca, lo que ayuda a disminuir la inflamación y mejorar la salud de las encías.

Fluoruro:

El fluoruro es un mineral que refuerza el esmalte dental y lo hace más resistente a la caries. Algunas pastas de dientes para encías inflamadas contienen fluoruro de sodio o monofluorfosfato de sodio, porque ayuda a proteger los dientes mientras asiste en la reconstrucción de áreas ya afectadas por la desmineralización.

Triclosán:

A pesar de la controversia en torno a su uso, el triclosán ha sido incluido en la formulación de algunas pastas dentales debido a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Puede ser efectivo en la reducción de la placa y la gingivitis, aunque su presencia en los productos de higiene bucal ha disminuido debido a preocupaciones relacionadas con la resistencia antibiótica y efectos ambientales.

Aloe Vera:

El aloe vera es conocido por sus efectos calmantes y curativos en la piel, y estas propiedades también benefician a las encías inflamadas. Su inclusión en pastas de dientes se dirige a reducir la inflamación y promover la curación de las encías dañadas.

Aceites esenciales:

Ingredientes como el eucalipto, menta, y árbol de té, tienen propiedades antisépticas y ayudan en la reducción de la inflamación. Estos aceites también ofrecen beneficios en términos de frescura del aliento y una sensación de limpieza en la boca.

Pirofosfatos:

Presentes en algunas pastas de dientes, los pirofosfatos ayudan a controlar la formación de sarro, lo que es un precursor de problemas de encías más serios si se permite que la placa se endurezca y se adhiera a los dientes.

Bicarbonato de sodio:

El bicarbonato de sodio tiene propiedades de limpieza y neutralización de ácidos. Al reducir la acidez en la boca, controla la proliferación bacteriana y ofrece un efecto suavizante en las encías irritadas.

Recomendaciones y consideraciones finales

La selección adecuada de una pasta de dientes, aunque importante, no es lo único que mejora la inflamación de las encías. También influyen en ello los siguientes factores:

El papel de la dieta y el estilo de vida:

La dieta y el estilo de vida afectan la salud de las encías. Reducir la ingesta de azúcares y carbohidratos refinados, así como dejar de fumar, mejora significativamente la salud de las mismas.

La importancia de una rutina constante:

El cepillado regular dos veces al día, el uso del hilo dental diariamente y los enjuagues con productos específicos son prácticas esenciales que deben acompañar a la pasta de dientes. No te saltes ninguno de estos pasos.

Tratamientos profesionales:

Si la inflamación de encías es severa o persistente, nuestros profesionales y especialistas en periodoncia en Málaga te ayudarán a tratarla de forma efectiva y segura. El dentista recomendará, entre otros, los limpiadores ultrasónicos, las terapias láser y los procedimientos de limpieza profunda como parte de un plan de tratamiento integral.

En cualquier caso, recuerda que la pasta de dientes es un elemento fundamental en el cuidado de las encías inflamadas, pero no es una solución por sí sola. No se debe subestimar la importancia de las visitas periódicas al dentista para una limpieza profesional y seguimiento de cualquier condición gingival existente. ¡Pide tu cita hoy!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)