Mantener los dientes limpios es fundamental para prevenir problemas en la boca a largo plazo, como la caries o la enfermedad de las encías. Por suerte, en nuestra casa contamos con un aliado perfecto: el dentífrico. Con esto y un correcto cepillado podremos lograr una salud bucodental envidiable. Pero con tantos tipos de pasta de dientes disponibles, ¿cuál elegir? A lo largo de este artículo te ayudaremos a descubrirlo.

¿Qué tipos de pasta de dientes hay?

La cantidad de pastas de dientes presentes en el mercado puede ser abrumadora para aquellos que no están familiarizados con este mundo. Desde pastas de dientes para niños hasta aquellas específicas para la sensibilidad dental, hay una amplia gama de productos para ayudar a mantener los dientes limpios.

Entre las más vendidas podemos encontrar las pastas blanqueadoras, las pastas para dientes sensibles, las pastas sin flúor, las pastas para problemas dentales como la gingivitis…
No obstante, como es muy probable que nos perdamos ante esta amplia variedad, lo mejor es acudir a un profesional para que nos ayude a escoger aquella que más se adecúe a nuestras necesidades.

¿Cuál es la función de la pasta de dientes blanqueadora?

Aunque de forma habitual recurramos a ellas, las pastas de dientes blanqueadoras no pueden modificar el color natural del diente. Sirven únicamente para aclarar pequeñas manchas superficiales y evitar que se formen otras nuevas como las que se producen por el consumo de ciertos alimentos como el vino o el café. Si quieres un tono más blanco, la única solución es acudir a una clínica dental para hacerte un blanqueamiento profesional.

A pesar de ello, nunca está de más prevenir y gracias a la función de la pasta de dientes blanqueadora podemos hacer que nuestros dientes luzcan mejor al hacer que sea más complicado que se formen manchas sobre ellos.

¿Cuál es la función de la pasta de dientes sin flúor?

El flúor se usa porque es muy útil para prevenir la formación de caries y además ayuda a la remineralización del esmalte dental. Pero claro, hay que tener cuidado, ya que un exceso del mismo puede ocasionar el efecto contrario y producir manchas en los dientes e incluso su deformación.

Además, si se ingiere, puede haber alteraciones en el tiroides ya que reduce la absorción de yodo, así como problemas de osteoporosis al disminuir la captación de calcio. No obstante, hay que aclarar que durante el cepillado dental, debido a la cantidad tan pequeña de pasta que se usa, el riesgo por ingestión de flúor va a ser prácticamente nulo.

Si a pesar de ello, quieres evitar este compuesto, no te preocupes, pues en el mercado hay una gran cantidad de pastas de dientes sin flúor disponibles. Su función va a ser la misma que aquellas que lo contienen: la protección frente a las caries.

Estas pastas de dientes sin flúor son tendencia ahora, ya que se consideran más inocuas que las anteriores y pueden usarlas tanto niños como adultos. Contienen ingredientes naturales reconocidos por su acción bactericida como el xilitol o el aloe vera.

¿Cuáles son las pastas de dientes recomendadas para niños y embarazadas?

Pasta de dientes para niños

Pasta de dientes para niños:

A los niños les encantan las chucherías, por lo que tendremos que prestar especial atención a su cuidado dental para evitar caries en el futuro. Pueden usar pasta de dientes con flúor siempre que sea del tamaño de un guisante y no tenga una cantidad mayor de 1000 ppm de flúor si son menores de 6 años (1450 ppm para niños más mayores).

Pasta de dientes para embarazadas:

No habría problema en que las embarazadas usasen pasta de dientes con flúor ya que la cantidad absorbida al lavarse los dientes es mínima. Si bien tienen disponibles otras opciones de dentífricos con una composición más natural a los que recurrir.

Por otro lado, los cambios hormonales continuos que se producen durante el embarazo, provocan alteraciones en los microorganismos que están presentes de forma habitual en la boca, haciendo que las encías se vuelvan más sensibles. Esto aumenta el riesgo de sufrir patologías dentales típicas como las caries, la periodontitis y la gingivitis.

Por eso, más que nunca, en el embarazo es importante una buena salud bucodental. Una higiene bucal rigurosa y un cepillado en profundidad, ayudará a prevenir futuros problemas. Por supuesto, es recomendable visitar al dentista al menos una vez durante este período para realizar una evaluación del estado general de la boca.

¿Qué tipo de pasta de dientes usar según otros problemas dentales?

Tipos de pasta de dientes

Pasta de dientes para dientes sensibles:

Contienen nitrato de potasio que crea una película que impide que los elementos que causan sensibilidad dental lleguen al nervio. Además ayudan a remineralizar el esmalte dañado.

Pasta de dientes para eliminar sarro:

El sarro es la placa bacteriana que se ha endurecido. Para evitarlo, lo mejor es tratar de que no se forme y para ello habrá que usar pastas de dientes con flúor u otras sustancias antibacterianas. Si el sarro lleva mucho tiempo formado, el único capaz de eliminarlo será el dentista.

Pasta de dientes para encías inflamadas o gingivitis:

La gingivitis se produce por una acumulación de placa bacteriana alrededor y por debajo de la línea de las encías. Los dentífricos indicados para este problema serán los que lleven clorhexidina, que es un agente antiséptico.

Mejor pasta de dientes para la periodontitis:

Si no se trata correctamente el problema anterior, llegaremos a este punto, que es la fase final de la enfermedad gingival. Aquí las pastas de dientes con clorhexidina no son suficientes y tendremos que acudir a una clínica dental para solucionarlo.

En resumen, hay una amplia variedad de tipos de pasta de dientes disponibles para satisfacer cualquiera de tus necesidades de higiene bucal. Ya sea que estés buscando una opción para prevenir la caries dental o una para tu hijo, podrás encontrar un dentífrico que te ayudará. Y, por supuesto, ante cualquier duda, acude siempre a un profesional.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)